Podrán otorgarse ayudas a los arrendatarios de vivienda habitual en España que se encuentren en situación de vulnerabilidad económica a consecuencia de la emergencia sanitaria ocasionada por el COVID-19 siempre que reúnan los siguientes requisitos: ✓ Que el arrendatario o alguno de los miembros de la unidad familiar se encuentre afectado por una circunstancia que implique una reducción de ingresos como consecuencia de la expansión del COVID-19. ✓ Que el conjunto de los ingresos de la unidad familiar en el mes anterior a la solicitud de la ayuda no alcance el límite de cinco veces el IPREM. ✓ Que la renta arrendaticia más los gastos y suministros básicos resulte superior o igual al 35% de los ingresos netos que perciba el conjunto de los miembros de la unidad familiar. 💶

Si te interesa, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

× ¿Podemos ayudarle?